MONTAÑA, DESIERTO Y AGUA

MONTAÑA, DESIERTO Y AGUA

Llega noviembre. Y noviembre, desde hace algo más de tres lustros en Cabra, significa AVENTURA. Organizadas por el Club CIMA 2000, las decimoséptimas Jornadas de Montaña y Aventura “Ciudad de Cabra” tendrán lugar los próximos 12 y 13 de noviembre de 2016.

 

A pesar de los pesares, esta junta directiva no ha querido que esta cita tan tradicional, tan esperada y tan demandada, se perdiese o se aplazase. En esta ocasión, y por necesidades del guión, con un formato distinto: en dos jornadas, sábado y domingo. Así, la tarde noche del sábado 12 de noviembre, el teatro “El Jardinito” adquirirá en pocas horas tres decorados distintos, antagónicos, inhóspitos y salvajes donde los haya. En estos escenarios la aventura adquiere su máxima expresión.

 

En primer lugar la montaña. Carlos Chamorro, corredor por montaña jiennense, creador del proyecto solidario “Pintando Cimas”. Buscando cumbres, descubrió en el Atlas marroquí un sentido nuevo a las cimas. Un viaje que empezó allí y terminó (de momento) hace solo un par de meses en Nepal.

 

Y de las alturas al desierto. Sonia Macías, “La Princesa del Desierto”. Deportista y empresaria; ultrafondista apasionada por las aventuras que no tengan límites. Mil kilómetros corriendo en veinte días por el desierto de Namibia para reivindicar la figura de la mujer en la vida y en el deporte. Otro proyecto solidario de los que nunca sobran en los tiempos que corren.

 

Y del desierto a la nada. La nada que supone atravesar el océano Atlántico en solitario y a remo. Cuatro mil setecientos kilómetros en sesenta y cuatro días; y la nada que suponen los hielos perpetuos de Alaska, que atravesó durante mil setecientos kilómetros en cuarenta y dos días.  Antonio de la Rosa, deportista “ultra” extremo es el autor de estos desafíos.

 

Y el domingo 13 vamos a celebrar el DÍA DEL CLUB. Desayuno molinero seguido de excursión guiada parajes naturales típicos de Cabra, para terminar en el agujero de la Sima, para conmemora asimismo el cuarto centenario de la muerte de Cervantes, que vivió durante un tiempo en nuestra ciudad, e hizo pasar por allí a su inmortal creación, el AVENTURERO por excelencia, don Quijote de la Mancha. Terminaremos reponiendo fuerzas, comiendo y bebiendo, como corresponde el final de tamañas empresas.

 

Invitamos desde aquí a socias y socios a participar en las jornadas de su club; y por supuesto todo aquel y aquella que nos quiera acompañar. Será un buen momento para la unión.

 

                                                                                                                        José Antonio Castro